sábado, 4 de julio de 2009

'Dos inglesas y el amor' de Henri Pierre Roché


Jean Pierre Roché no escribió su primer libro hasta los 74 años. 'Dos inglesas y el amor' es su segunda novela y, como la primera ('Jules y Jim') también parte de un hecho autobiográfico y también trata de un triángulo amoroso, en este caso el que se establece entre un joven (mimado) francés y dos hermanas inglesas. Pero también en cierto modo trata del triángulo que se establece entre amistad, amor y sexo, y como es muy difícil combinar estas tres variables al mismo tiempo y con una misma persona.


Estamos en 1899 y Claude está haciendo reposo, porque se fastidió los ligamientos precisamente haciendo alarde de la fuerza de sus rodillas, cuando conoce a Anne Brown, una chica inglesa que está pasando unos días en París. Claude enseña a Anne mejorar su francés y ella le enseña a él a mejorar su inglés. Anne dice a Claude que debe conocer a su hermana, Muriel, porque todo el mundo dice que es una chica maravillosa. Una vez recuperado, Claude va a Inglaterra para conocerla. Pero entonces es Muriel quién está convalescente por haberse fastidiado los ojos leyendo demasiado. Una vez recuperada, Muriel, Anne y Claude se empiezan a conocer e inevitablemente se hacen amigos.


Alguien le dice a Claude que se va a enamorar de Muriel. Él lo niega, remarca que él las quiere a las dos, tiene miedo que el amor acabe destruyendo la amistad, como al fin pasará. Y el principal problema es que Claude realmente las quiere a las dos y, a pesar de todo, o precisamente por esta razón, no puede quedarse con ninguna. Claude las quiere a las dos, pero los celos, la envidia, la entrega, el arrepentimiento, las dudas y el sacrificio se acaban infiltrando en el trío e imposibilitando la felicidad para todos. Sí, es una obra sobre amistad, amor y sexo, pero también una obra sobre personajes que descubren a otros pero también a sí mismos. Sí, es una obra sobre la búsqueda del amor, pero también sobre la búsqueda de la satisfacción intelectual. Es una obra que rebosa literatura, no sólo porque los personajes leen, se recomiendan libros y escriben, sino porque se nota que quién la ha escrito ha leído y ha amado mucha literatura.


Es un libro que tiene muchísimas escenas inolvidables, pero hay una que me encantó: un amigo de las hermanas Brown le pregunta a Claude qué ve en ellas, porque son dos jóvenes inglesas muy corrientes, y él se encoge de hombros. Lo mismo les pasa a ellas: Claude es el típico niño mimado francés. Y es que nuestros amigos no lo son porque tengan características extraordinarias sino porque con ellos hemos compartido una serie de experiencias que nos han marcado. Se trata de estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. Lo mismo pasa con el amor. Aunque, en el caso del amor, los tres protagonistas nunca acabarán de encontrarse con la persona adecuada en el momento adecuado. Sus historias de amor no acabaran de funcionar nunca por cuestiones de desajustes horarios.


'Dos inglesas y el amor' está formada exclusivamente por los diarios y las cartas de los tres protagonistas, cosa que hace que ésta sea una obra extraodinariamente sincera e intimista. El estilo de Henri Pierre Roché es preciso y evocador. Es una novela preciosa. Es vitalista y a la vez melancólica. Es nostálgica y a la vez optimista. Es pura vida. Es auténtica literatura. Es una maravilla de libro.

2 comentarios:

Angry Girl dijo...

oh quiero leerla, nada mas el tiyulo engancha

siempre me he preguntado si es posible amar a dos personas a la vez

Núria dijo...

François Truffaut, que era un gran lector, también se enamoró de este libro y lo adaptó al cine. No es su película más conocida, pero sí una de mis favoritas. Por eso cuando supe que el libro estaba traducido, me dije que tenía que leerlo lo antes posible. Y no me ha defraudado :)