jueves, 7 de enero de 2010

'La analfabeta. Un relato autobiográfico' de Agota Kristof


'La analfabeta. Un relato autobiográfico' de Agota Kristof es eso, un relato de autobiográfico de Agota Kristof, autora de origen húngaro pero establecida en Suiza y que escribe en francés. En ella nos cuenta cómo empezó a leer, cómo descubrió el placer de contar historias, cómo comenzó a escribir en las noches infelices que pasó en un internado frío y oscuro, y también cómo huyó de Hungría y acabó en Suiza, un país en el que era una completa analfabeta porque no tenía ni idea de francés. Me gustaría poder decir que el único defecto de esta obra es que es demasiado corta (unas 50 páginas de letra gigantesca y márgenes anchísimos), pero no es así, aunque sí que es cierto que todos sus defectos derivan del hecho de que sea demasiado corta. Por ejemplo, cosas que en una obra más larga olvidaría, como cierto didactismo insufrible acerca de lo malo que fue el stalinismo (como si no lo supiéramos ya), aquí a mí gusto acaba pesando demasiado. Pero reconozco que esto son sólo detalles, el principal defecto es que, dada su brevedad, Kristof sólo nos puede contar unos hechos y no describirnos cómo los vivió. Aún así, una obra interesante y bien escrita, con la que los amantes de la lectura y la escritura se pueden identificar muy fácilmente. Y una manera como otra de introducirse en la obra de Agota Kristof, una escritora que en el futuro seguro que volveré a leer.


4 comentarios:

Igglepiggle dijo...

Lamentablemente es una autora muy poco prolífica. Que yo sepa, sólo tiene ésta que comentas, "Ayer", que es una excelente novela, y la trilogía "Claus y Lucas", que me pareció una absoluta y desgarradora maravilla.
Un saludo.

Núria dijo...

Precisamente la trilogía de Claus y Lucas es a la que le he echado ojo. Supongo que este año, tarde o temprano, caerá.
Saludos :)

jordim dijo...

He pasado por tu otro blog y paso para felicitarte por tu último artículo sobre Wallace. Estoy leyendo La broma infinita, llevo 400 páginas y ya sé que es uno de los mejores libros que leeré en mi vida.
Lamentablemente descurbí a Wallace por las necrológías; leí La niña del pelo raro y supe que no podría para de leerle hasta devorar su bibliografía. Así que nada más. Descanse en paz el genio.

Saludos.

Núria dijo...

jordim, gracias. Siempre me encanta saber de gente que empieza a estar tan fascinada con DFW como yo. En cierto modo, me das envidia, porque aún tienes por delante tantas cosas de DFW por descubrir por primera vez. Ya verás que La Broma Infinita, aunque parezca imposible, no hace más que mejorar cuánto más avanzas en ella.